Ir o contido principal

Recursos educativos

Jean Baptiste Perrin, sus descubrimientos resolvieron una disputa que había durado un siglo

Jean Perrin30 de septiembre de 1870, en Lille (Francia) – 17 de abril de 1942, en Nueva York (Estados Unidos)

Cursó sus estudios en Lyon y después se trasladó a París, donde, en 1890, ingresó en la École Normale Supérieure.

Perrin sugirió por primera vez que las cargas negativas son externas al núcleo. En 1895, encontró que los rayos catódicos depositan carga en un electroscopio (instrumento que puede leer si un cuerpo está cargado eléctricamente), con lo que confirmó que se trataba de partículas cargadas negativamente y publicó sus hallazgos en la Académie des Sciences. Joseph J. Thomson se interesó en medir la velocidad de dichas partículas y que serían finalmente identificadas como los electrones.

Cuando finalizó, le concedieron una beca para investigar y presentar su tesis, en 1897, sobre “Les rayons cathodiques et les rayons Roentgen”.

En 1898, se convirtió en profesor de Física-Química en la Universidad de la Sorbona, materia en la que fue nombrado catedrático en la Facultad de Ciencias en 1910. Dirigió el departamento de Física-Química desde 1927 a 1940.

Movimiento Browniano PerrinEn 1905, Albert Einstein publicó su explicación teórica sobre el movimiento browniano (movimiento aleatorio que se observa en las partículas que se halla en un medio líquido o gas como resultado de choques contra las moléculas de dicho fluido) en términos de átomos y Perrin realizó el trabajo experimental para probar y verificar las predicciones de Einstein, resolviendo así la disputa que había durado un siglo sobre la teoría atómica formulada por John Dalton.

En 1909, publicó sus investigaciones sobre el movimiento browniano de partículas en solución acuosa, indicando que dicho movimiento era consecuencia del bombardeo incesante de las partículas por las moléculas de agua y ofreciendo estimaciones del tamaño de las mismas y del valor del Número de Avogadro (número de moléculas contenidas en un mol de gas en condiciones normales) más exactas que las que existían hasta ese momento. Los resultados de sus experiencias fueron aceptados como prueba de la existencia de las moléculas.

En 1918, fue nombrado miembro de la prestigiosa Royal Society de Londres y, en 1923, ingresó en la Académie des Sciences.

En 1919, se dio cuenta de que la masa de un átomo de helio es menor que la de cuatro átomos de hidrógeno y que la equivalencia entre masa y energía de Einstein implica que la fusión nuclear podría liberar suficiente energía para hacer brillar a las estrellas durante miles de millones de años.

En 1926, recibió el Premio Nobel de Física por sus trabajos sobre la estructura discontinua de la materia y pro el descubrimiento del equilibrio de sedimentación.

En 1936, pasó a formar parte del gobierno de León Blum como subsecretario de Estado para la investigación científica por lo que pudo promover el Palais de la Découverte (1937) y el Centre National de la Recherche Scientifique (1939).

Libros de Jean PerrinDe entre sus obras cabe mencionar: “Osmose et parois semi-perméables” (1900), “Principios de Química-Física” (1901), “Les Atomes” (1912) y “Les éléments de la physique” (1930).

En 1940, se trasladó a los Estados Unidos donde dirigió el departamento científico en la Escuela Libre de Estudios Superiores de Nueva York.

Su hijo, Francis Perrin, también fue físico, especialista en fisión nuclear, y dirigió la Comisión para la Energía Atómica de Francia (CEA) entre 1951 a 1970.

Falleció el 17 de abril de 1942 en Nueva York, pero sus cenizas fueron transportadas al Panteón de París el 17 de noviembre de 1948.