Pasar al contenido principal

Pulsa aquí para accer a la conferencia

#TalDíaComoHoy

Solapas principales

Viernes, 24 de septiembre de 2021

  • 24 de septiembre de 1945 – Fallece Hans Geiger, físico alemán que desarrolló el contador que lleva su nombre

    Contador GeigerDoctorado en física y matemáticas por la Universidad de Erlangen (Alemania), colaboró con Ernest Rutherford en la Universidad de Manchester (Inglaterra).

    En 1908, construyó la primera versión del detector y contador de partículas que lleva su nombre junto, indispensable en la identificación de la naturaleza de las partículas alfa como núcleos de helio efectuada por Rutherford y él mismo.

    Este primer contador Geiger estaba formado por un cilindro lleno de gas a presión reducida y un alambre asilado a través de su eje, estableciéndose entre ambos una alta diferencia de potencial. Cuando un ion o un electrón penetran el tubo, se desprenden electrones de los átomos del gas que rellena el tubo. Debido al voltaje positivo del hilo central, son atraídos hacia él, y al hacer esto ganan energía, colisionan con los átomos del gas y liberan más electrones, hasta que el proceso continúa y se produce un pulso de corriente detectable. Con el gas adecuado, el flujo de electricidad se para por sí mismo o incluso el circuito eléctrico puede ayudar a pararlo.

    ¿Por qué se llama contador? Esto es debido a que cada partícula que pasa por él produce un pulso idéntico, permitiendo contar las partículas. En el caso del contador Geiger, sólo detectaba partículas alfa.

    En 1911, Geiger y Jon Mitchell Nuttall elaboraron la Ley de Geiger-Nuttall y llevaron a cabo una serie de experimentos que llevaron al modelo atómico de Rutherford. Esta ley establece la relación entre la constante de decaimiento de un isótopo radiactivo y la energía de las partículas alfa que emiten, es decir, se establece que los isótopos de vida corta emiten partículas alfa más energéticas que los de vida larga.

    En 1912, ya en Alemania, ocupó el puesto de director del Laboratorio de Investigación de Física en Berlín, y entre 1925 y 1929, se convirtió en profesor de la Universidad de Kiel (Alemania), donde su primer estudiante que se graduó fue precisamente Walther Müller. Es en 1928, cuando ambos desarrollaron un contador que permitía detectar varios tipos de radiación ionizante. Era un instrumento práctico y relativamente barato, la señal de salida del tubo requería muy poco procesamiento electrónico (una ventaja respecto a otros dispositivos) por lo que alcanzó una gran popularidad como detector de radiación portátil.

    La versión actual del contador fue desarrollada por el físico Sidney H. Liebson en 1947. Este dispositivo tiene una mayor duración que los instrumentos originales de Geiger y precisa un voltaje inferior.

    Si quieres saber más sobre este científico, haz clic sobre el siguiente enlace: Johannes (Hans) Geiger

  • 24 de septiembre de 1978 – Fallece Ida Eva Tacke-Noddack, química alemana que descubrió el renio y propuso por primera vez la idea de la fisión nuclear

    Ida Tacke-Nodack y Walter NoddackDe soltera Ida Tacke, fue una de las primeras alemanas que estudió química en la Universidad Técnica de Chartottenburg en Berlín, en la que se licenció en 1919 y se doctoró en 1921.

    En 1925, dio un giro a su carrera para dedicarse a la ciencia, y empezó a trabajar en el laboratorio del Instituto Imperial de Física Técnica, que dirigía el también químico, Walter Noddack, con el que se casó en 1926, adoptando el apellido Noddack.

    Junto al experto en rayos X, Otto Berg, identificaron el elemento 75, bautizándolo como “Rhenium”, de Rhenus, nombre latino del río Rin. Se trata de un metal rarísimo en la naturaleza (1 gramo por cada 660 kilos de molibdeno), siendo el último elemento de la tabla en hallarse en su forma natural.

    Al mismo tiempo, Tacke y Noddack identificaron otro elemento de la tabla periódica, el número 43, al que llamaron “Masurium”, en honor a la victoria alemana sobre los rusos en los Lagos Masurianos. Al no poder determinarlo en sucesivos experimentos, el hallazgo quedó sin confirmar hasta que en 1937 lo consiguieron los italianos Carlos Perrier y Emilio Segré, quienes llamaron al elemento “tecnecio”.

    En 1934 se publicó, en la revista Nature, un trabajo de Enrico Fermi, según el cual “el bombardeo de átomos de uranio con neutrones producía una sustancia radiactiva”, pero el matrimonio publicó otro artículo en la revista Magazine para uso en química, con otra hipótesis, en contra de lo afirmado por Fermi, en la cual “el uranio al recibir los neutrones podría descomponerse en fragmentos grandes que serían isótopos de elementos conocidos, pero no vecinos del elemento irradiado”. Ésta fue la primera predicción de lo que posteriormente se llamaría fisión nuclear, pero se ignoró porque implicaba un gran alejamiento de las opiniones aceptadas de la física nuclear y no estaba respaldado por ninguna teoría que lo explicara. Años más tarde, en 1939, las investigaciones de Otto Hahn, Fritz Strassmann y Lise Meitner darían la razón a Tacke-Noddack, por lo que es innegable que la idea de la fisión nuclear fue suya.

    Si quieres saber más sobre esta científica, haz clic en el siguiente enlace: Ida Eva Tacke-Noddack