Ir o contido principal

Aprende ConConciencia - Magia

Recursos educativos

5 de septiembre de 1977 - La sonda espacial Voyager I es lanzada desde Cabo Cañaveral

Esta sonda enviada para observar los planetas exteriores, sobrevoló, el 5 de marzo de 1979, Júpiter y, el 12 de noviembre de 1980, Saturno.

Voyager I

 

 

 

 

 

Esta sonda lleva consigo un disco de oro que contiene:

  • 90 minutos de una selección de música proveniente de varias culturas del mundo
  • Saludos en 55 idiomas
  • Un saludo del entonces Secretario General de las Naciones Unidas. Voyager Disco de Oro
  • El ensayo “Sonidos de la Tierra” que es una mezcla de sonidos característicos del planeta.
  • 115 imágenes donde se explica en lenguaje científico la localización del sistema solar, las unidades de medida que se utilizan, características de la Tierra y características del cuerpo y la sociedad humana.

Este disco fue ideado por un comité científico presidido por el astrónomo Carl Sagan, quien, refiriéndose al mensaje aseguraba que su principal objetivo no es que sea descifrado si no que por el hecho de su simple existencia ya pone de manifiesto la de los humanos, así como los esfuerzos por contactar con otras especies inteligentes que pudiesen existir fuera del sistema solar.

La Voyager I estudia el sistema Solar Exterior, ya ha pasado la zona denominada heliopausa y se encuentra en el espacio interestelar. Cruzó el 13 de septiembre de 2013, convirtiéndose en el primer objeto creado por el hombre en alcanzar esta región.

Existe una segunda sonda, la Voyager II, y ambas se han convertido en los instrumentos artificiales más lejanos jamás enviados por el ser humano. Para hacerlo, las naves contienen generadores eléctricos nucleares que permitan que sigan funcionando sus instrumentos científicos.

La misión, que se proyectó para durar cinco años, cumplió su cuadragésimo aniversario en 2017. Los científicos de la NASA siguen recibiendo datos de las sondas Voyager a través de la red del espacio profundo DSN (Deep Space Network).

Voyager - Complejo Comunicaciones MadridLas señales que se envían desde MDSCC (Madrid Deep Space Communications Complex) a la Voyager 1 tardan a la velocidad de la luz 14 horas y 20 minutos en llegar hasta ella y otro tanto en volver (28 horas 40 minutos en total). Y se sigue alejando.

Actualmente, debido a problemas de presupuesto, el proyecto es controlado por un grupo de tan solo 10 personas pertenecientes al Jet Propulsion Laboratory, lo que podría provocar que en un futuro próximo se abandonase la misión dejando a ambas sondas seguir su camino sin que haya nadie que las escuche en la Tierra.