Pasar al contenido principal
Recursos educativos

¿Qué tienen en común la televisión y la fusión nuclear? A Philo Farnsworth

Probablemente esta pregunta no tenga mucho sentido al leerla, sin embargo, si dirigimos la mirada hacia el pasado y buscamos entre la historia grandes hombres que han marcado la historia, encontraremos la respuesta, un nombre en particular que representa ingenio y perseverancia: Philo Farnsworth. Entrar en detalle en su bibliografía quizás sea innecesario, pues en internet hay bastante información de este personaje, sin embargo en los siguientes párrafos se destacarán algunos elementos importantes que nos ayudarán a responder la pregunta planteada.

Philo Farnsworth fue uno de los más importantes inventores que ha tenido la humanidad, esto porque a la temprana edad de 14 años, desarrolló un concepto de dispositivo electrónico que cambiaría la vida de millones de personas alrededor del planeta hasta el día de hoy: el Televisor. Si bien en aquella época no solamente él se encontraba trabajando en la misma línea de investigación, él fue capaz de demostrar completamente la utilidad de un dispositivo electrónico en la transmisión de imágenes a distancia, lo cual realizó en el año 1927 y que posteriormente se tradujo en la asignación de la primera patente de un invento de este tipo en el año 1930. Esto le trajo durante toda su vida una serie de situaciones indeseables, puesto que su invención claramente no solo representaba un avance tecnológico radical, sino que también grandes intereses económicos que impactarían a toda una industria no solo en Estados Unidos, sino que a nivel mundial, trayendo por tanto algunos efectos que mermaron su calidad de vida y situación familiar.

Pero su capacidad de inventiva y de ver la física como un arma potente para cambiar la vida de las personas no se detuvo, es por esto que durante sus últimos años de vida trabajó en el campo de la Física Nuclear, específicamente en la Fusión Nuclear, creando y patentando un dispositivo denominado Fusor, también conocido como “Farnsworth–Hirsch Fusor”, el cual se fundamenta en el confinamiento electroestático inercial.

El Fusor funciona de la siguiente manera, al tener alambres concéntricos con un cátodo incorporado dentro de un ánodo, iones positivos son atraídos por la acción del cátodo y se dividen por la caída de tensión, actuando un campo eléctrico sobre ellos y calentándolos a las condiciones de fusión. Los iones entonces pueden colisionar en el centro del dispositivo y en consecuencia fusionarse, o bien, recircular en caso de no fusionar, para aumentar las probabilidades de provocar la reacción posteriormente. Dado que este dispositivo no genera energía neta, es decir, la energía entregada al dispositivo para que funciones es mayor la obtenida (para diversos fines), solo se aplica en la generación de neutrones.

Claramente, la enorme huella que dejó este hombre a la humanidad sigue estando vigente, pues a través de su inteligencia y perseverancia, cambió para siempre el curso de la historia permitiendo mejorar sustantivamente la calidad de vida de las personas y contribuyendo el desarrollo científico en el campo de la Física Nuclear, específicamente el de la Fusión.