Pasar al contenido principal
Recursos educativos

Qué es la energía eólica

Qué es la energía eólica

El calentamiento de la Tierra, causado por la radiación del Sol, provoca diferencias de temperatura y presión entre las masas de aire atmosféricas de diferentes puntos del planeta.

Cuando estas masas de aire se reorganizan y se mueven, buscando estar todas a la misma temperatura y presión, aparece el viento (aire en movimiento). A escala global, son la rotación de la Tierra sobre ella misma y la diferencia de temperaturas que hay entre las zonas ecuatorial y polares las causas que originan las corrientes de aire; mientras que, a escala local, son las particularidades de la orografía del terreno las que determinan la presencia y las características del viento.

Las posibilidades de aprovechamiento del viento como recurso energético están condicionadas por la variabilidad propia de este fenómeno atmosférico y por los requisitos técnicos mínimos necesarios para el funcionamiento de las instalaciones.

Las condiciones de viento cambian de manera permanente, tanto en intensidad, como en dirección. Por eso, es necesario conocer detalladamente estas variaciones. Los aparatos que permiten medir la velocidad y la dirección predominante del viento son el anemómetro y la veleta, respectivamente.

Respecto al funcionamiento de las instalaciones eólicas, con la tecnología actual se exigen vientos con unas velocidades, como mínimo, de 6,5 m/s, y unas 2.400 horas equivalentes al año, para garantizar un buen rendimiento