Pasar al contenido principal
Recursos educativos

Aislamiento

¿Está nuestra casa aislada correctamente?

Gran parte de las pérdidas de energía en un hogar dependen del mal aislamiento del mismo, esto también depende del clima de la localidad donde esté situada la vivienda. El calor necesario para poder sentirnos confortables en nuestra casa depende en gran medida de su aislamiento térmico.

Si nuestra vivienda se encuentra aislada inadecuadamente, va a necesitar un extra de energía, en invierno se producirán condensaciones debido a su rápido enfriamiento, mientras que en verano el calor penetrará en nuestra vivienda en poco tiempo. Debido a estas dos circunstancias, realizaremos un mayor uso de la calefacción y el aire acondicionado respectivamente.

Aislamiento

Una mejora en el aislamiento de nuestra vivienda puede conllevar un ahorro del 30% en el consumo de calefacción y aire acondicionado.

Es tan importante el aislamiento interior como el exterior. En cuanto al aislamiento interno de nuestra casa es importante reforzar:

  • Ventanas
  • Marcos, molduras y puertas de ventanas
  • Cajetines de persianas
  • Tuberías
  • Chimeneas

En la cubierta exterior es importante disponer de un buen aislamiento mediante muros en las viviendas contiguas, así como las zonas cercanas a espacios sin climatización.

Algunos consejos prácticos sobre el aislamiento

  1. Si tu vivienda es de nueva construcción, el aislamiento es sencillo, basta con instalar una capa de 3 centímetros de espesor de corcho, fibra de vidrio o poliuretano que tiene la misma capacidad aislante que un muro de piedra de 1 metro de espesor.
  2. Es aconsejable instalar ventanas con doble ventana, estos sistemas reducen casi al 50% las pérdidas de calor con respecto al acristalado convencional, también limitan las corrientes de aire, la condensación y la formación de escarcha. No menos importante es el tipo de carpintería de la ventana, el hierro y el aluminio son materiales conductores del calor, por lo que es recomendable usar marcos de madera para las ventanas. Sobre todo se recomienda instalar las ventanas de rotura de puente térmico.
  3. Se debe procurar que los cajetines de las persianas no tengan ninguna rendija y estén perfectamente aislados.
  4. Si no estás usando la chimenea ¡Cierra el tiro por favor!
  5. Tapa las rendijas con silicona o masilla, estos materiales son muy económicos y disminuirán las filtraciones de aire en puertas y ventanas.
  6. Comprueba si tu casa tiene corrientes de aire. Puedes hacerlo de la siguiente manera: enciende una vela un día ventoso y colócala junto a puertas o ventanas, si la llama de la vela se mueve, esto quiere decir que existen filtraciones de aire en ese punto, para limitarlas te aconsejamos que las tapes con silicona, masilla o burlete.

¿Sabías qué?

En el invierno, por cada m2 de cristal convencional se desperdicia la energía contenida en 12 kg de gasóleo.