Pasar al contenido principal

Madrid será tan calurosa como Marrakech en 2050 debido al Cambio Climático

12/07/2019 -
EL MUNDO

Un estudio que ha calculado cuánto subirán las temperaturas en 520 ciudades prevé que en todas las europeas haga más calor y que Londres, por ejemplo, tenga el clima de Barcelona ahora. 

Madrid, como Marrakech. La temperatura máxima en la capital de España podría subir hasta 6,4 grados en el mes más cálido (y la temperatura media del año en torno a dos grados) de aquí al 2050, según un estudio auspiciado por la Universidad ETH de Zurich y publicado en la revista científica Plos One.

La investigación advierte que un largo centenar de ciudades en todo el mundo pueden sufrir "condiciones climáticas nunca experimentadas antes", en un escenario de aumento global de las temperaturas de dos grados centrígrados, como consecuencia del aumento de las emisiones de gases invernadero a mediados de siglo.

Marrakech experimentó el 17 de julio del 2012 su temperatura récrod de 49,6 grados, aunque las máximas veraniegas suelen rondar hoy por hoy los 43 grados. Se trata en cualquier caso de un clima mediterráneo seco, árido y sin lluvia durante varios meses al año. La temperatura media anual ronda los 20 grados (con mínimas de seis grados) frente a la media actual de Madrid de 14,7 grados, que ascendería a 16,7 a mediados de siglo.

"Es asombroso ver los cambios enormes que se producirían ciudades del mundo, incluso con las proyecciones conservadoras que estamos manejando", advierte Tom Crowther, profesor de Ciencia de Sistemas Ambientales de la Universidad ETH y director del estudio, que advierte cómo algunas grandes ciudades (como Kuala Lumpur, Yakarta, Singapur o Yangon) se enfrenten a condiciones "nunca experimentadas en otras partes del planeta en el momento actual".

El estudio comparativo llega a la conclusión de que el clima en algunas ciudades se parecerá en el 2050 al que hoy por hoy experimentan otros centros urbanos situados hasta mil kilómetros más cerca del Ecuador. Londres, como Barcelona; Estocolmo como Budapest; Seattle como San Francisco; Nueva York como Virginia Beach...

La temperatura máxima en la capital británica podría subir hasta 5,9 grados en verano y ponerse a la par con Barcelona, lo que dejaría expuesta a problemas de agua, daños en la agricultura y a la necesidad de grandes inversiones en infraestructura (más de la mitad de las líneas de metro de Londres no tienen aún aire acondicionado).

EL CENTRO DE EUROPA, COMO EL MEDITERRÁNEO

El centro de Europa, especialmente golpeado por las olas de calor, estaría expuesto al aumento más acusado de las temperaturas, en ciudades como Viena o Ljubljana, la capital de Eslovenia, que podría experimentar máximas hasta ocho grados por encima de las actuales.

En la reciente ola de calor de finales de junio, Madrid llegó a registrar temperaturas récords de 41,2 grados en el aeropuerto de Barajas y de 40,4 grados en la estación del Retiro. Según el estudio comparativo del Crowther Lab de Zúrich, los termómetros podrían dispararse en 2050 por encima de los 45 grados en la época más calurosa del año y acercarse a registros como los experimentados actualmente en Fez y Marrakech.