Vés al contingut

Así opera un simulador nuclear en la era digital

13/11/2018 -
Expansión

La española Tecnatom avanza en la era de la Industria 4.0 con la transformación de los procesos de formación, operación y monitorización

En San Sebastián de los Reyes (Madrid) se encuentra el simulador de la central nuclear de Almaráz. Operativo desde finales de la década de los 70 del pasado siglo, este centro de la ingeniería Tecnatom recrea todo el rango de operación de esta planta. En él no sólo se forma a los profesionales para que sepan cómo actuar en diversos escenarios, sino que también se realizan labores de apoyo a procesos de ingeniería, puesto que se puede validar antes de su implantación cualquier cambio en los sistemas de la planta.

El avance de la digitalización, por ejemplo gracias a los sistemas virtuales, ha permitido reducir los costes de estos centros de simulación. Ahora que empieza a calar en la industria el concepto de gemelo digital –un modelo virtual idéntico al producto o espacio que se tiene que construir–, empresas como Tecnatom trabajan ya en emplear simuladores también en las fases de diseño.

La digitalización gana peso en estos ámbitos. Por ejemplo, se emplean simuladores de realidad virtual 3D donde se planifican trabajos con el objeto de reducir la tasa de dosis radioactiva del personal de la central nuclear.

Inteligencia artificial

Asimismo, Tecnatom emplea la inteligencia artificial para priorizar y filtrar los datos que reciben los operadores de una central. “En cualquier escenario, aunque no sea especialmente crítico, saltan cientos de alarmas. Con la inteligencia artificial podemos discriminar y enseñar al operador las realmente relevantes. Es una herramienta muy poderosa en el soporte a la toma de decisiones”, explicaba Pablo Rey Alonso, gerente de simulación y monitorización de Tecnatom, en una reciente jornada dedicada a la transformación de la industria organizada por la Cámara Franco-Española.

En su opinión, no es descabellado imaginar un futuro cada vez más virtualizado, incluso en el que se puedan utilizar hologramas que recreen el ámbito industrial que se quiere replicar. “El entorno de las centrales nucleares será de los últimos en incorporar escenarios de este tipo porque por motivos de seguridad es necesario contar con elementos físicos”, matiza.

Los centros de simulación no son el único ámbito que puede transformarse en un entorno digital. Tecnatom se encuentra inmersa en un ambicioso proceso de transformación, que toca desde la cultura de la ingeniería hasta las operaciones.

Formación

Por ejemplo, la compañía participada por Endesa, Iberdrola y Naturgy, con una facturación de 124 millones de euros, una plantilla de más de un millar de personas y presencia en 41 países, ha adaptado a la nueva era digital sus procesos de formación. “El objetivo es acelerar el aprendizaje, mejorar el desempeño y rentabilizar un activo como es el conocimiento”, explica Francisco Sánchez, vicepresidente de Seguridad, Operación y Formación de Tecnatom. Así, se ha desarrollado un sistema que utiliza la inteligencia artificial para generar y enviar preguntas al móvil de manera personalizada. La compañía también utiliza en la formación otras tecnologías, como los juegos, los componentes 3D o la realidad mixta.

Asimismo, aborda la transformación digital de los sistemas de ayuda a la operación y de monitorización con el empleo de la inteligencia artificial, la movilidad y la analítica de datos. El objetivo es optimizar el negocio y facilitar la toma de decisiones en función del estado real de los activos.